Maloro; 50 casas ¿A dónde van a parar? Featured

  César del Pardo Escalante 14 June 2017

¿Usted separa la sinceridad con la verdad? Diría uno de los protagonistas del Talón de Hierro de Jack London; la verdad es un concepto en forma y fondo que se desliza de la administración malorista hacia la maniobra hasta hacerse costumbre: Deberían de ver a su vecino para que tengan una idea hacia donde van.

 Algunos ya debieron de notar que prácticamente se acabaron las protestas en el palacio de gobierno donde la mandamás o sea Claudia ni “fuchi” les hace; no los ve ni lo escucha; así cada grupo; al parecer; llego a la conclusión que el lugar para los reclamos sociales; como son los palacios de gobierno; ya no juega este papel en Sonora.

Si se tiene cuidado en ver estos signos veremos que el futuro para nadie es halagador; cuando se cierran los puentes del entendimiento las causas de malestar necesariamente deben tomar otra brecha aunque a punta de machete habrá camino.

Esto es cuestión de tiempo; lo veremos.

La idea del grupo del Maloro de utilizar en exceso la maniobra para los reclamos sociales y la percepción de llegar solo hacer negocio de la administración pública es un agravio; no menor y delicado; para una sociedad tambaleante.

Sin duda las viviendas abandonadas juegan un rol importante en la degradación o digamos es como un símbolo de la misma; la política de especulación del Infonavit cuyo objetivo se resumen en apropiarse de las cuotas de 17 millones de trabajadores; es decir millones de pesos que son productos de manos mojadas, callosas y adoloridas que van a parar a un reducido grupo de apátridas inmorales que se escudan en inmobiliarias, constructoras, bufetes jurídicos y la propia burocracia del Infonavit, cuyo director, David Penchyna Grup es su legítimo representante.

Este robo multimillonario (que ni siquiera le garantiza las maltrechas viviendas al trabajador) se ha convertido un verdadero problema social y las timoratas administraciones locales a veces dan destellos de abordar el problema pero la complejidad del mismo los rebasa y optan por entrar a la especulación de la vivienda por medio de subastas, embargos y demás.

Donde han entrado han terminado en actos de corrupción, como fue el caso de Ahome, Los Mochis, Sinaloa; ahora el turno es para Hermosillo cuyo director de Promotora Inmobiliaria Municipal, CP Marco Antonio Tapia; en pleno sigilo no justificado; solo él y supongo sus jefes saben el manejo que harán con esas viviendas.

Su prioridad y preocupación pública de “rescatar la inversión” está fuera de toda realidad del conflicto social; vamos a ver qué pasa con estas viviendas y si la asignación será también con sigilo seguramente levantara un avispero. Mal manejo; muy mal; el antivalor de la sinceridad-verdad nunca deja cosas buenas, aunque se impongan.

Y a propósito ¿Sigue funcionando el gimnasio sin licencia y la construcción sin licencia en las Lomas? ¡Cuánta benevolencia!  Veremos donde van a parar…

 Impacto Soluciones

 

 

 

 



 

Principales

Fotonotas

 

CodeFibo Review Scam