Expediente Político: Sin voluntad, no se puede…. Featured

  Alfredo Calva 02 August 2017

La frase dada por el presidente del Consejo Ciudadano de Seguridad Pública en el Estado (CCSPE), Juan Manuel Niebla Hernández, el pasado lunes en foro del Club de Prensa de Rosarito, integra los señalamientos, críticas, reclamos y propuestas que los ciudadanos y organismos han expresado por años y no han tenido eco en sus autoridades, ‘Sin voluntad de los gobernantes, jamás podremos combatir la inseguridad’.

 Y es verdad, mientras los titulares del ejecutivo, estado y municipios, no muestren y demuestren voluntad para combatir el grave problema de inseguridad que se vive en cada uno de los cinco municipios de la entidad, la lucha en contra de este flagelo esta destinada, como hasta ahora a sido, al fracaso.

Resulta ya hasta ocioso escuchar a los gobe4nantes o a sus funcionarios del ramo, manifestar su compromiso y deseo por frenar la inseguridad, sin embargo, posterior a cada declaración los índices de criminalidad se disparan, no han podido contener la escalada delincuencial en cada uno de los rubros.

El robo en todas sus modalidades, los asesinatos, los cobros de piso, los levantones y los secuestros, son el pan de cada día, son el alimento que a contra voluntad ingesta la mayoría de los ciudadanos en el estado, sin que nadie pueda impedirlo, lo que provoca que los residentes en cada municipio vivan y se desenvuelvan en sus comunidades con temor en mayor o menor grado, dependiendo del grado de descomposición, corrupción e impunidad que se registre en el área gubernamental.

La cacareada coordinación entre las autoridades de los gres ordenes de gobierno es solo una simulación, para nadie es un secreto que las fuerzas armadas, Ejército y Marina Armada, no confían en las corporaciones policiacas, por el grave deterioro que padecen al interior de estas, gracias a la también simulado trabajo de depuración que han llevado a efecto los responsables de ello, incluidos los ejecutivos.

Generalmente este grupo de coordinación se reúne cada mes, o cuando se presenta una situación extraordinaria, sin que se hayan dado resultados alentadores, al contrario, conforme han transcurrido los meses y años el proceso de degradación es mayor, nadie acepta abiertamente de sus integrantes el fracaso y fiasco que representan ante los ojos de los ciudadanos de bien.

Robos de vehículos, a casa habitación, a comercios, a transeúntes, con violencia o sin ella, el deterioro en el patrimonio de los afectados nadie lo para, y que decir de los asesinatos en la vía pública, o al interior de las viviendas, las victimas siguen apareciendo y son arrojadas en cualquier sitio de las comunidades, y las autoridades sobre el particular ya hasta tienen una frase grabada para evitar las preguntas incomodas de los comunicadores o de la ciudadanía, “ No se preocupen, es una guerra entre narcomenudistas”, y con ello creen se arregló y terminó el asunto.

Y, todo aquello que los ciudadanos y organismos puedan manifestar no tiene eco ni sentido para quienes adquirieron a través del voto de sus electores el compromiso de administrar los recursos de todos y, la obligación de velar porque la vida comunitaria se pueda llevar a cabo bajo un manto de seguridad y armonía.

Es por ello, que lo dicho por Hernández Niebla respecto a la falta de voluntad mostrada y demostrada por los gobernantes, es el obstáculo real, que ha impedido que las autoridades cumplan con esa obligación constitucional adquirida.

Y sin voluntad, jamás se atacará la inseguridad.

Y mientras tanto….

Muchos se preguntan, ¿porqué clausuraron el bar La Antigua, y no el bar El Coco Beach, donde se registró la balacera de la Barbachano? 

 Impacto Soluciones

 

 

 

 

 



 

Principales

Fotonotas

 

CodeFibo Review Scam